Blog

B·Buscar

13/8/11

Me Tocaste*

Caminando
en
patines
con
ruedas
de
mantequilla
sobre
el
suelo
a
50
grados.
Me
tocaste
y
pisé
descalzo
una
pradera
al
sur
de
cualquier
país.
Miré
el
risco
al
final
del
camino
y
cubrí
mis
ojos
para
no
ver
que
no
saltarías
solo.
Me
quedé
allí
deseando
encontrar
un
atajo
que
cruce
nuestros
caminos
el
día
que
camines
solo
y
recuerdes
el
momento
en
que
estuviste
ahí.
Entonces
desperté.
Pero
me
tocaste...
ahora
no
quiero
otra
cosa
que
no
sea
volver
a
soñar
de
nuevo.

(Dadilaer al aivila aísatnaf al ne riviv secev a).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada