Blog

B·Buscar

2/12/09

Nuestra Casa de Helado

Me
atreví
a
imaginar..
a
no
pensar,
borrar
y
volver
a
escribir
en
la
hoja
en
blanco
donde
escribimos
juntos
la
receta
de
lo
que
nos
haría
bien.
Una
casita
de
helado
donde
escondernos
de
nuestros
miedos
y
donde
pudieramos
estar
solos
y
confiar
el
uno
en
el
otro
a
ojos
cerrados.
Pero
mis
ojos
se
cerraron
tanto
y
mi
mano
se
aferró
a
la
tuya
para
no
perderme
en
la
oscuridad
y
sentir
que
todo
caía
a
gotas
mientras
afuera
el
calor
del
sol
hacía
de
nuestra
casa
de
helado
la
mancha
en
el
suelo
que
aún
quiero
evitar
que
sea.
Mis
manos
endulzadas
de
sinsabor
mientras
trataba
de
hacer
montoncitos
de
helado
para
evitar
que
se
hiciera
nada
todo.
Pero
es
casi
imposible
y
me
estoy
empezando
a
rendir
porque
te
has
ido
si
no
lo
hacemos
juntos
no
valdrá
la
pena
siquiera
pensarlo.
Tenemos
sólo
unos
minutos
antes
que
el
sol
consuma
todo.
Dame
una
señal,
dame
la
mano
otra
vez
para
correr
juntos
o
para
despedirnos
de
una
vez
por
todas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada