Blog

B·Buscar

23/10/12

Frío


Y al llegar la noche con el frío a cuestas
se apagan las luces y me duele ese órgano
que no tengo, pero se llama igual que tú.
Se derramó el cielo y la luna se arropó entre las nubes
porque no hay nadie, está oscuro y solo estoy yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada