Blog

B·Buscar

8/10/14

Idilio

Ni siquiera sabes cómo puedes 
caminar con la luna sobre tu cabeza
y las estrellas entre los dedos.
Con el fuego en tu piel y en tus manos 
con las que podrías agitar la calma. 
Esta calma de mi alma.
Voy dejando mis colores. 
Abandonando mi reflejo 
y me convierto en tu sombra. 
Sombra de sol y luna. 
Sombra de esa luz que siempre te ilumina. 
Debería darte un nombre nuevo. 
Te llamaré "Idilio"
y por apellido "Mío"
y seguirte al mar como un río
sin sentir mis propios sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada