Blog

B·Buscar

21/4/09

Hablando con mis demonios

Un
cuarto
casi
vacío,
el
frío
adentro
y
el
sol
en
la
calle
calentando
el
asfalto
mientras
adentro
la
noche
encierra
murmullos
de
voces,
de
cosas
que
dicen,
mientras
te
creen
ausente
y
estas
en
la
faena
de
doblar
con
suaves
cuidados
una
por
una
cada
prenda
desgastada,
roída
y
arrugada.
Acomodando
pequeños
terroncitos
de
ropa
mientras
los
ácaros
salen
de
sus
escondites
para
luego...
por
casualidad
de
la
vida,
llegar
a
parar
en
tus
fosas
nasales
para
así
producir
ése
"achís"
tan
característico
tuyo
desde
que
naciste.
Y
ahora?
qué
va
a
pasar?
pregúntale
al
libretista
de
ésta
obra
absurda
inventada
para
que
seas
el
protagonista
de
una
manera
distinta
de
fallar
todos
los
días.
Y
tus
aspiraciones?
acaso
ganar
el
Oscar
de
la
Academia
de
las
Cosas
fallidas?
jajaja
Ahora
entiendes
por
qué
te
dijeron
que
escribir
es
la
mejor
manera
de
liberarte
sin
necesidad
de
hablar
ni
balbucear
cosas
en
las
noches
cuando
crees
estar
dormido,
pero
tu
boca
despierta
hablando
las
cosas
que
no
imaginaste
hablar
nunca.
Que
tal
que
un
día
de
éstos
se
le
por
revelar
tus
secretos?
Que
tal
si
te
preguntaran
y
respondieras
todo...
Como
en
un
interrogatorio?
Pero
estas
dormido..
No
te
preocupes
si
los
borrachos
y
los
niños
no
mienten..
Los
sonambulos
si?
Qué
estúpido!
hablando
con
el
papel
y
la
tinta
de
éste
esfero
rojo
mientras
se
define
tu
vida.
Muchacho
levantate!
y
anda
como
dijo
Jesús
una
vez.
Que
no
vayas
a
dejar
para
mañana
lo
que
es
de
hoy
y
ahora.
(Transcripción)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada